Barstow

Publicado por

En pleno centro de Monte Grande, abrió sus puertas en 2015 Barstow, un bar ambientado al estilo americano de los años ´50 que se propuso instalarse como una propuesta diferente y sin dudas lo logró. Un letrero enorme, luces de neón de colores, y la fachada de una gasolinera típica de la Ruta 66 te preparan para lo que te vas a encontrar adentro. Abrís la puerta, y viajás en el tiempo. No te va a alcanzar una visita para captar todos los detalles que tiene el local! Boxes forrados en cuero típicos de las pelis yankees, una moto, un surtidor, muchas patentes, y la gran pasión de los dueños: autos americanos por todos lados. Desde la planta baja, vas a ver la parte delantera de  un Cadillac 1958 rosa (en honor a Elvis Presley y su auto emblema) y la trasera de un Impala 1959 azul, que arriba se transforman en los asientos de unas mesitas armadas al modo living que te van a volver loc@! Hay una mesa hecha con un motor V8, está la parte trasera del Cadillac rosa abajo de la barra/mostrador, y un letrero luminoso que grita “bar” en la planta alta. Y esto es solamente lo que entra en un párrafo de una nota…. Tienen además, 2 Daytona para que juegues y seas feliz como cuando eras chico e ibas a los fichines (o hagas de cuenta que le enseñás a tu hij@/sobrin@).

Tienen 7 canillas de cerveza artesanal: 5 fijas con estilos propios, una fija invitada de Buko, y una rotativa que alterna entre estilos propios nuevos o estacionales y alguna fábrica invitada. Las canillas son surtidores y te van a volver loc@! Nos encantaron! El único punto que tenemos que mencionar, es que detrás de las canillas, no hay pizarra. Es algo en lo que están trabajando, y nos prometieron que pronto se viene. Compromiso asumido, les tomamos la palabra y los escrachamos en público!

IMG_20180216_192307538

La carta de comida es súper extensa, sepan que no nos pasa en muchos bares no saber qué elegir para comer, y este fue uno. Desde los típicos appetizers de entrada, a una lista interminable de hamburguesas que podés elegir entre simples o dobles (y que además cambia cada 3 meses), pasando por ensaladas, sandwiches, pizzas y las codiciadas ribs, todo te invita a probarlo. La comida es casera, preparada en el momento, y todo, TODO, es al estilo americano.

La atención es muy buena! Tienen moz@s que te atienden a la mesa, conocen la carta, las birras y pueden recomendarte sobre sabores, tamaños de las porciones, tiempos de demora. Si llegás y el bar está lleno, te van a anotar en una lista y te van a dar un caller que va a sonar cuando haya mesa disponible para vos.

Nosotros como siempre empezamos con unas birras de la casa, que salieron con maní con cáscara. Tomamos la American Pilsner (dorada, algo turbia, súper fresca, con unas notas levemente amargas que dan lugar a un final seco y dan cuenta del agregado de lúpulo que tanto nos gusta. Es muy difícil lograr una birra Pilsner tan prolija, nos gustó mucho!) y la Whitehouse Honey (dorada, de espuma cremosa, dulce pero no invasiva. Una buena Honey!).

IMG_20180216_193437493

Seguimos con una degustación de algunos de los appetizers que tienen de entradas (leáse, las porciones reales son mucho más grandes). Probamos:

  • Bastones de muzzarella: salen con una salsita picantona y están increíbles!
  • Papas Bartsow: papas cortadas en cuña con cáscara, cheddar, panceta frita cortadita bien chica, y verdeo. Una bomba riquísima! Nos gustaron mucho!
  • Rabas: salen con una salsita de mayo con ajo y limón, y están increíbles. Difícil encontrar unas buenas rabas en una cervecería, así que punto extra para Barstow en este item!

Acompañamos la picadita de otras dos birras de la casa: la American Amber Ale (un estilo rotativo y la primera cocción que hacen, de color rojizo, con un aroma cítrico hermoso, en boca notas tostadas, y de final seco) y una Scottish (entre rojiza y amarronada, con espuma color té con leche, aroma a caramelo, en boca notas a caramelo tostado, dulzona y muy rica!).

Seguimos con los platos fuertes. Y estos sí que salieron en las porciones normales, así que preparense. Probamos la Burger Kansas ( medallón de cordero ahumado, con champignones, rúcula, cebolla a la plancha y reducción de cerveza Porter. Sale en pan con provolone y acompañada de batatas. De-li-cio-sa!), la Burger Arizona (medallón de blend de carne casero, roquefort, tomates secos, rúcula y cebolla caramelizada. Sale en pan con semillas de amapola y con papas. Te explota en la boca, una bomba que te va a dejar regulando) y las BBQ Ribs (un costillar de ribs de cerdo bañado en una salsa BBQ brillante y riquísima, acompañado de papas en cuña y coleslaw. Se dice por ahí que son muy parecidas a unas ribs muy famosas de un restaurant muy conocido… Te lo confirmamos y te aseguramos que valen la pena el viaje hasta Monte Grande, sin importar donde vivas!). Tomamos una Porter de la casa (negra intensa, aroma a licorcito dulce, en boca notas a chocolate. Una Porter liviana, de cuerpo medio y mucha tomabilidad) y una IPA de Buko (ámbar, cítrica en aroma, en boca equilibrada entre notas cítricas y terrosas, de amargor moderado).

Llegó el momento del postre y se imaginan nuestra felicidad al ver que tienen 4 opciones! El detalle es que todos los postres de la carta los cocinan las mamás de los chicos (Graciela y Marcela, gracias por tanto!). Nosotros probamos el Volcán de chocolate (que sale con helado de crema americana y frutos rojos. Es excelente, pasó la prueba de estar tierno por fuera pero lo suficientemente firme como para contener toda esa lava chocolatosa que se abre paso cuando le das la primer cucharada, y lo aplaudimos de pie!) y la Choco Cake (una chocotorta que sale presentada re linda en un frasquito, con pequeños confites de choco negro y blanco, y la humedad justa para hacerte feliz). Cerramos la noche con una APA de la casa (dorada, algo turbia, en aroma notas cítricas y florales, en boca notas florales que dan lugar a un amargor persistente. Muy buena!).

La presentación de todos los platos merece un párrafo aparte. Realmente el amor por los detalles se percibe hasta en este punto: tablas personalizadas, mini freídoras para las guarniciones, platos impecables. Aplausos para la chef y su equipo por el laburo que hacen!

Al final de la cena, las chicas se van a acercar a tu mesa con una tablet para que completes una encuesta de calidad jugando, y te ganes un premio! Animate! Hay gorras, fichas para el Daytona, growlers, tragos, descuentos, cenas…

Un bar ambientado al estilo americano de los ´50, con un nivel de detalle que te va a sorprender y va a hacer que quieras volver una y otra vez a descubrir nuevas cosas. Con una carta gastronómica realmente increíble, ofreciendo comida de calidad, hecha con productos frescos, en el momento, y presentada para que mueras por darle un mordisco desde el momento en que llega a tu mesa; y 7 canillas de birra bien prolijas que están muy bien pensadas a la perfección para acompañarla. Un bar que vale la pena el viaje hasta llegar a conocerlo, porque te lleva a viajar en el tiempo y te propone una experiencia, no sólo una salida a cenar. 

Precio (1)


Gracias a los chicos de Barstow por invitarnos a conocerlos, en especial a los dos Gastón por cenar con nosotros y quedarse charlando, y a la China por atendernos tan amablemente! Vamos a volver con equipo completo a chequear que esté la pizarra de birras en su lugar y a probar el resto de la carta para ampliar la nota tal como les prometimos, sepanlo! Salud! GPS BIRRA

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s